lunes, 16 de noviembre de 2015

Escribir por escribir

Sí, no es que tenga nada relevante que decir, simplemente me apetecía pensar en voz alta un poco. Poco a poco la vida se vuelve a normalizar, por increíble que parezca todo vuelve a la normalidad. Normalidad, sí, se le puede llamar así, retornar al día a día terminar, buscar y  empezar proyectos, reconocer cambios. Cambios en la gente,  personas que conoces o crees conocer, en ti misma. Misma visión de mi entorno, pero la percibo de  manera distinta, no se si mejor o peor solo diferente. Diferente la manera de ver las relaciones, de lo que me importa, de lo que me afecta, de lo que quiero. Quiero, realmente se lo que quiero, nada. Nada espero y nada doy, solo yo.

martes, 5 de mayo de 2015

Aún.

Aún duele. Menos, pero está ahí, esperando. Lo puedo disimular e intentar ocultar, pero cada vez que bajo la guardia, que dejo de intentar controlarlo, ahí está. Se ríe de mis inútiles intentos de normalidad. Puedo engañar a todos, menos a mi. Pasa el tiempo, no puedo creer lo rápido que pasan los meses, todo sigue, no hay espera, pero yo sigo suspendida en un momento que no quiero aceptar, pero existió, ... Debo de seguir adelante.

jueves, 23 de octubre de 2014

Malas y buenas costumbres. A mi madre

La mala costumbre lo he leído  hoy.  Que pena, pero que cierto. Esperamos demasiado de las personas pero nosotros somos los primeros en disculparnos. Esperamos a hacer las cosas en el mejor momento posible, pero éste nunca llega.

Yo por mi parte intento que sea lo menos posible, no siempre lo consigo, pero al menos gracias a mi hermana Kala, no tengo que lamentar el no haberme despedido de mi madre. Se lo agradeceré siempre, puede estar con ella en su última semana, decirle lo buena madre que es, lo que la quiero y estar a su lado en el último aliento. Y todo se lo debo a mi hermana que me avisó para que fuera para casa y no a que espera al próximo fin de semana, no hubiera llegado a tiempo.

Conchi, luchaste 22 meses, pero el cáncer no te permitió vencer. Hasta el último momento disfrutaste de la vida, con una sonrisa hasta en los peores momentos, un verdadero ejemplo a seguir. Siempre estarás en mi, en mis hermanas, mi padre y toda la gente que tubo la suerte de conocerte. Te quiero. Siempre.

lunes, 7 de abril de 2014

En tiempo de descuento

Pues sí en unas horas un año más, y este año si que lo celebro! Porque tengo cosas que celebrar, mi madre que lleva un año y dos meses luchando. A vista de leer la tesis, por fin. Y un montón de amigos que me apoyan. Que son unas horas de cocinar a cambio de un rato con tus amigos, nada de nada. Así que mañana a estas horas, tendré el piso lleno y compartiendo unas risas. Hay cosas en la vida que merecen la pena.


miércoles, 26 de febrero de 2014

Solo el horizonte

Se asomó al balcón y miró el cielo oscurecido. Hacía días que no salía a la calle, encerrada escribiendo. De pronto todo le pareció extrañamente diferente, aunque familiar.  No se veían las siluetas de lo edificios cercanos, sabía que estaban allí pero no se intuía nada. Y lo extraño era que había suficiente luz, la luna ya en su punto más alto, iluminaba  el entorno con una serena claridad. Parecía como si hubieran desaparecido, como si en estos dos días hubieran desenterrado sus cimientos y migrado calladamente, sin dejar rastro alguno, como si nunca hubieran existido. Solo el horizonte ante sus ojos.